MAGDALENAS SNICKERDOODLES. Convirtiendo en magdalenas mis galletas favoritas.




        La gente está mu cabreá. Desde luego los hay que tienen motivos más que suficientes para estarlo, el paro, los deshaucios, los cientos de empresas que cierran a diario en nuestro país sumen al personal en un estado de cabreo e indignación continuo. El 70 por ciento de los españoles están preocupados por su futuro, el otro 30 también.
      Luego están los que sin motivos aparentes, todo les viene mal, llevan un careto que les llega al suelo y parece que están oliendo a mierda todo el día, vamos, los amargaos de toda la vida.
     Pero aquí estoy yo, para intentar en la medida de lo posible poner mi granito de arena y llevar ilusión a aquellos que la han perdido, es posible salir del agujero, es posible ser más feliz a pesar de los problemas. Cambia el careto, coño!!!.
      Y ¿cómo, me preguntaréis?
      Pues para ello tenemos que empezar RELATIVIZANDO nuestros problemas.
      Hay gente que se cree el ombligo del mundo, Y NO LO SOMOS señores.
     ¿Ah no, y entonces qué somos?
    UNA MIERDA. Sí, sí, somos UNA MIERDA, empezando por mí y terminando por OBAMA, un premio Nobel, presidente de un país sumido actualmente en 52 guerras no puede ser otra cosa más que UNA MIERDA COMO YO (aquí también ha debido haber sobres de por medio). 
      Y alguien me dirá: Hombre, ¿una mierda yo, que tengo un Mercedes?.
     -Pues usted es UNA MIERDA con un Mercedes.
     -Es que yo soy profesora de Yoga.
     -Pues usted es OTRA MIERDA, más relajá, pero otra mierda.

     Así que venga, el primer ejercicio que os propongo es que gritemos todos en voz alta: SOY UNA MIERDA!!!.

     Bien amigos, pues hasta aquí la primera lección de hoy, asumido que somos todos una mierda ya estamos al mismo nivel y como más bajo no podemos caer, a partir de ahora todo lo que nos venga lo viviremos como algo positivo, empezaremos a sumar y a ver la vida de otra manera.


Pincha aquí para ver la RECETA
     Y vosotras, sí, os hablo a vosotras, mis queridas SNICKERDOODLES, vosotras también sois una mierda.
     -Ay, ¿y por qué nos dices eso Joselito?
     -Porque antes de que os lo diga alguien, ya lo hago yo, que para eso sois mias.
     -Pos también es verdá.
 
     Aunque ésto se lo digo a ellas con la boca pequeña, que si no se crecen y todo lo dicho no valdrá para nada, a vosotros os diré que las SNICKERDOODLES me maravillaron desde la primera vez que las probé, convirtiéndose en mis galletas favoritas, y no fuí el único que cayó rendido a sus pies, también lo hicieron mis queridas NIEVESMARTA LAURA. Podéis ver sus versiones pinchando en sus nombres.

     Un sabor tan espectacular no podía quedarse relegado a unas galletas, así que después de algunos meses de gestación he parido éstas magdalenas que conservan todo el espíritu y sabor de las galletas con una textura muy esponjosa y delicada y una miga más húmeda que las magdalenas tradicionales que la han convertido, como no, en una de mis magdalenas favoritas, aunque les pasara como me pasa a mí cuando veo a Falete, se les encogió el copete!!!



INGREDIENTES:

  • 250 grs. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 185 grs. de azúcar.
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla.
  • 2 huevos.
  • 3/4 cucharaditas de levadura Royal.
  • 1 sobre de ácido tartárico málico (color blanco).
  • 1 sobre de bicarbonato sódico (color morado).
    • Estos sobres los encontrais en Mercadona como "gasificante para repostería)
  • 3/4 cucharaditas de nuez moscada recién molida.
  • 300 grs. de crema ágria. En su defecto, 300 grs. de nata, con 33-35% materia grasa  (es nata para montar) y 3 cucharadas de zumo de limón
  • 325 grs. de harina de repostería.
  • Para rebozar las magdalenas:
    • 100 grs. de azúcar.
    • 1 cucharada de canela en polvo.


PREPARACIÓN:
  1. Si no disponemos de crema ágria, lo que haremos será prepararla nosotros mismos, mezclando con unas varillas a los 300 grs. de nata, las tres cucharadas de zumo de limón. Reservamos.
  2. Batimos la mantequilla y el azúcar hasta conseguir una textura cremosa. Con varillas eléctricas entre 3 y 5 minutos. Añadimos la esencia de vainilla y los huevos uno a uno sin dejar de batir hasta que estén totalmente incorporados.
  3. En un bol aparte, mezclamos la harina, la levadura, los sobres de gasificante y la nuez moscada.
  4. A la mezcla de mantequilla, huevos y azúcar, vamos añadiendo cucharadas de harina y de crema ágria, empezando y terminando con la harina. Mezclamos e integramos bien.
  5. Introducimos la masa, que resultará bastante "mantecosa" en el frigorífico al menos durante 30 minutos para que se endurezca un poco.
  6. Con una cuchara para helados, vamos cogiendo bolas de masa y rebozándo la mitad en la mezcla de azúcar y canela.
  7. Introducimos la bola en moldes para magdalenas (yo utilicé moldes de silicona) bien engrasados e introducimos en el horno precalentado a 180 grados durante 20-22 minutos, hasta que tomen un color marrón-dorado.





   

 
todareceta.co
Top blogs de recetas
Top blogs de recetas
Todareceta.pe
Top blogs de recetas
todareceta.co.ve
Top blogs de recetas

Mis recetas en:

Descárgate el libro: RECETAS SENCILLAS PARA GENTE SOLIDARIA